“Vamos a apoyar con más recursos excepcionales a los que tienen la AUH, y están en la situación más débil”, dijo el Presidente y agregó: “Quédense en su casa con sus hijos. Si convertimos (la cuarentena) en una oportunidad turística, fracasamos, no tiene sentido”.

#Coronavirus #AnunciaránMedidasEconómicas #QuédenseEnSusCasas #Semanariomj

 

El presidente Alberto Fernández anticipó que, durante el día de hoy, se anunciarán “una batería de medidas” económicas para “inyectar recursos para que la economía se siga moviendo y el trabajo se sostenga”, así como iniciativas para “ir contra los especuladores”, en medio de la crisis por el coronavirus.

En declaraciones a radio Metro, desde la residencia de Olivos, el mandatario también pidió “racionalidad” a los empresarios, confirmó que mañana recibirá a la oposición para analizar la crisis en conjunto y advirtió que “si convertimos (la cuarentena) en una oportunidad turística, fracasamos”.

El Presidente adelantó que entre las medidas que se conocerán hoy se anunciará un trabajo en conjunto entre la AFIP, el Ministerio de Trabajo y a la Defensa de la Competencia para buscar a quienes “aumenten indebidamente los precios del pan, la leche, las verduras, los barbijos, el alcohol en gel y el termómetro”.

“El riesgo de los argentinos no puede ser negocio para nadie”, sostuvo el Presidente en sus declaraciones, en las que expresó que será “impiadoso” e “inflexible” con esos comportamientos.

“Después no me digan que puse el aparato del Estado en contra de nadie. Lo estoy usando en favor de la gente. Sepan que no voy a tolerar a los pícaros, a que un número mínimo de vivos nos tome por bobos”, indicó.

Respecto de las medidas que se están tomando para frenar el avance del coronavirus en Argentina, Fernández sostuvo que “tenemos que hacer un esfuerzo todos, y cuanto más drásticos seamos en este esfuerzo inicial, más fácil va a pasar la pandemia”.

En ese sentido, pidió “actuar con racionalidad” al empresariado, aunque aclaró que está “viendo que los empresarios han tomado el desafío y están haciendo turnos, tratando de que la gente trabaje menos tiempo y muchos directamente no vayan”.

“El empresariado tiene que entender que un empleado puede estar contaminado, y cuanto menos gente tengamos en la fábrica mejor”, dijo Fernández, aunque también consideró que “es cierto que hay actividades que no podemos suspender, como por ejemplo la industria alimenticia”.

“Vamos a tener un número de gente enferma indefectiblemente, pero lo que tenemos que evitar es que el virus se propague a mucha velocidad porque, cuando se producen los picos -que en una semana haya miles de casos-, colapsa el sistema de salud”, agregó el Presidente.

Al ser consultado sobre las largas filas de autos que se movilizaban ayer hacia la ciudad balneraria de Monte Hermoso, el mandatario ratificó la necesidad de que “la gente entienda que no estamos de vacaciones, no estamos licencia para que vayan a pasear, sino para que nos cuidemos entre nosotros y a nuestros hijos”.

“Quédense en su casa con sus hijos. Si convertimos (la cuarentena) en una oportunidad turística, fracasamos, no tiene sentido. Está en nosotros resolver el tema, tenemos que ser una sociedad madura”, agregó.

En tanto, Fernández indicó que ayer tuvo una reunión con empresarios de medios y que va a convocar a líderes opositores del Congreso “para que avancemos juntos”, al tiempo que dijo que espera “que este virus maldito nos haga entender la necesidad de trabajar juntos y postergar aspiraciones personales e intereses de un sector”.

Fernández sostuvo que, “por ahora” las medidas “están funcionando bien”, pero pidió que “no haya imbéciles que estén circulando después de estar en un lugar infectado, como lo que hizo ese energúmeno con el vigilador”, en relación al entrenador de rugby de Vicente López, Miguel Angel Paz, que golpeó a un empleado de seguridad que le pedía cumplir con cuarentena.

Durante la llamada telefónica con la radio, Fernández se comprometió a que un avión de Aerolíneas Argentinas vaya a buscar a Perú a un contingente de argentinos varados en la ciudad de Cuzco.

“Tenemos este problema en varios lugares del mundo. Ya hemos amenazado con sanciones a distintas empresas y van a traer a la gente. Pero quedate tranquilo que vamos a enviar un vuelo de Aerolíneas a Perú y los vamos a ir a buscar. Quédense tranquilos”, le dijo Fernández a un argentino varado en Perú, llamado Martín, a través de la radio.

Respecto de ese tema, sostuvo que la Cancillería está recibiendo “15 mil llamados diarios” de ciudadanos argentinos en el exterior que quieren regresar el país, aunque aseguró: “lo vamos a ir resolviendo”.

Finalmente, el Presidente pidió que “no se angustien porque estamos haciendo lo que tenemos que hacer” frente a la pandemia del coronavirus.

“Hay angustia cuando no hay salida pero acá hay salida. Nos va a causar dolor, sí nos causará dolor, pero si cada uno hace lo que tiene que hacer saldremos adelante”, concluyó.