En un encuentro en Bell Ville,  los dirigentes que se mantienen al margen de la Mesa de Enlace -que de todos modos participó con los referentes de Córdoba- reiteraron reclamos al Gobierno nacional.

#Campo #Autoconvocados #PidenMedidasDeFuerza #Reclamos #Semanariomj #Semanario60Años

Productores autoconvocados en una asamblea multisectorial en la ciudad cordobesa de Bell Ville propusieron iniciar un cese de comercialización que incluiría tanto hacienda como granos y presencia al costado de las rutas.

En la asamblea participaron representantes del sector turismo, gastronomía y centros comerciales, en un intento por ampliar la base de convocatoria a las medidas, tal como se realizó en San Nicolás, aunque con una asistencia mucho más limitada que los autoconvocados explicaron por dos razones: el frío que se sintió con intensidad ayer en toda la provincia y la presencia de   representantes y no de público o productores en general.

La reunión de los autoconvocados contó con la presencia de los referentes provinciales de la Mesa de Enlace: participaron Javier Rotondo de Cartez; Alejandro Buttiero, de Coninagro; Alejandro Ferrero y Guillermo Vitelli de Sociedad Rural Argentina; y no pudo sumarse Agustín Pizzichini por ser contacto estrecho de un caso positivo de Covid, según se explicó.

El disparador de esta intención de protesta fueron las restricciones a las exportaciones de carnes, la presión impositiva sobre el sector, en particular las retenciones, a lo que se sumó la inflación y el pedido para que el Gobierno elimine el IVA a los alimentos de la canasta básica y flexibilice la carga impositiva sobre aquellos sectores más perjudicados por la pandemia y las restricciones.

En la fría jornada hubo nuevamente planteos al Gobierno nacional por las políticas aplicadas para el sector agropecuario en suma con una queja por la falta de respuestas ante los pedidos surgidos el 9 de Julio en San Nicolás.

En ese sentido, Walter Malfatto, delegado de Bragado, Buenos Aires, dijo que no hay una fecha para el cese de la nueva protesta y que las medidas se irán endureciendo porque hay “cansancio por las políticas retrógadas del Gobierno”.

En tanto, José Perkins, otro autoconvocado, indicó que “en principio” la medida, que se impulsó iniciar desde las 22 de este jueves, será por “15 días” e incluirá tanto “hacienda y granos”, además de seguir en estado de alerta y movilización al costado de las rutas.

Elbio Laucirica, presidente de Coninagro, señaló en declaraciones que sus bases no están muy convencidas de que el paro sea la mejor acción: “Los productores, sobre todo los chicos también perdemos en un cese de comercialización”, añadió.

En tanto, señaló: “Por lo que sé, no hubo una convocatoria sino un pedido que la Mesa de Enlace considere el tema. Lo vamos a hablar con la Mesa, y llegado el caso, Coninagro lo discutirá en su Consejo.

Como se recordará, el Gobierno intervino el mercado de exportación bovino a mediados de mayo, suspendiendo primero operaciones por 30 días y luego restringiendo envíos a una cuota equivalente al 50% de los volúmenes del segundo semestre del 2020.

Dejó fuera de este límite sólo se autorizan operaciones realizadas con países que otorgan acceso preferencial a Argentina: envíos Unión Europea Cuota Hilton, Cuota UE 481 y Cuota Estados Unidos.

En un primer momento, Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo, les había prometido hace casi un mes a las entidades que trabajan en el armado del Plan Ganadero que se liberaría los embarques de vaca a China (principal mercado de Argentina) y la carne Kosher a Israel, pero todavía no hubo confirmaciones al respecto.

El último relevamiento realizado por CREA refleja que el 66% de los 1.100 empresarios agropecuarios consultados cree que la situación del país estará peor dentro de un año, una proporción ocho puntos superior al nivel registrado en marzo pasado.

Adicionalmente, un 17,8% de los empresarios ganaderos CREA manifestó que planea pasar parte de la superficie dedicada a ganadería hacia la agricultura en la campaña 2021-2022.

Se trata del registro más elevado de la serie histórica de la encuesta SEA de CREA, lo que podría estar indicando el inicio de un proceso de desinversión en la actividad.