Un 21 de Julio de 1.961 la ciudad de Marcos Juárez veía por primera vez en sus calles las páginas de SEMANARIO, una aventura de un joven y entusiasta periodista, hoy ya fallecido, Horacio Saita, quien estuvo al frente del periódico por medio siglo.

  En el año 2011 tomó la posta Fernando Molina, quien continúa siendo el Director, hoy en formato digital.

 SEMANARIO es, sin dudas, parte de la historia de la ciudad de Marcos Juárez. En sus páginas han quedado reflejados los momentos más significativos de los últimos 60 años.

  Los vecinos marcosjuarenses sienten a SEMANARIO como propio y así lo es. A lo largo de todos estos años nos han permitido ingresar a sus hogares, ser parte de la biblioteca, estar encima de la mesa, al lado del pocillo de café. Hemos sido compañía de serenos, policías, médicos de guardia, remiseros, panaderos, etc.

  Políticos, artistas, deportistas destacados, todos han salido en las páginas de este querido periódico. Es más, de 60 años a esta parte el nacimiento de cada uno de los marcosjuarenses fue publicado en SEMANARIO ¿Cómo la gente no lo va a sentir propio?

  SEMANARIO, 2.760 Ediciones impresas, 60 años, 720 meses, 2.880 semanas, 20.160 días, 483.840 horas contándoles todo lo que acontece en el Departamento y en la ciudad. Hoy en formato digital, pero siempre con el mismo esmero, responsabilidad, seriedad y con la misma DIGNIDAD.

  Chin Chin y muchas gracias Marcos Juárez, hoy SEMANARIO ya es sexagenario.

#Aniversario #Sexagenario #MarcosJuárez #DeInterés #Semanariomj #Semanario60Años

 

 Por Fernando N. Molina, Director de SEMANARIO DIGITAL

 

  Democracia, gobiernos militares, Argentina Campeón del Mundo, Malvinas, vuelta de la democracia, Juicio a las Juntas, Argentina otra vez Campeón del mundo, la hiper, la caída del muro de Berlín, atentados a la Embajada de Israel y a la AMIA, corralito, 2001, la caída de las Torres Gemelas, el Papa Argentino, Coronavirus… pufff cuántas cosas han pasado en estos últimos 60 años…

 Un 21 de Julio de 1.961 la ciudad de Marcos Juárez veía por primera vez en sus calles las páginas de SEMANARIO, una aventura de un joven y entusiasta periodista, hoy ya fallecido, Horacio Saita.

La década del 60 fue muy especial para Marcos Juárez, se observaba una gran participación de los jóvenes en favor de las instituciones, sin otro interés más que darle su impronta y ver crecer un poco más a la ciudad.

En ese contexto surge la idea de hacer un periódico. Cuando SEMANARIO nace no había otro medio de comunicación en la ciudad, ya había dejado de salir la “Familia Cristiana”, una revista que hacía el Sacerdote Luque, donde se colocaban los horarios de Misas, Casamientos, Bautismos, etc. Es decir, todo lo relacionado con la iglesia. Había una red de altos parlantes de los hermanos D´anna donde se pasaba música y publicidad. La red cubría la zona céntrica y de a poco se fue extendiendo hacia el barrio sur.

Con la salida del SEMANARIO la cobertura informativa de la ciudad se hizo más amplia y esto generó un gran impacto y expectativa en la sociedad.

Las primeras impresiones se llevaron a cabo en la imprenta de la familia Zárate, ubicada sobre la calle Maipú (aproximadamente 8 ediciones), luego se adquirió una máquina denominada plana y se empezó a realizar impresión propia, en las mismas instalaciones de la redacción, en aquella época sobre calle Hipólito Yrigoyen al 500.

Hacer el trabajo, que prácticamente era artesanal, requería de una logística muy compleja. El material escrito tenía que estar listo el día domingo. Se lo entregaba al comisionista Petta (padre de quien fuera Secretario de la Bancaria, Juan Carlos Petta), él lo llevaba a la ciudad de Rosario el día lunes bien temprano donde se lo trabajaba con plomo caliente, ese plomo se lo recibía el día martes, ahí se armaban las publicidades y las fotos.

Las placas eran de madera y plomo, muy pesadas y difícil de manipular, como el lugar donde estaba emplazado SEMANARIO era muy pequeño, de día había que trabajar afuera para hacer la impresión. Para la época era algo muy novedoso. Los primeros ejemplares se repartían en los clubes y en los lugares donde se realizaban encuentros sociales, tales como cafés, bares, etc. Luego ya la gente sola lo pedía, tan es así que en la década del 70 se llegaron a hacer dos ediciones semanales (martes y jueves).

Los avances

Finalizando la década del 70 llegó el offset, SEMANARIO fue el primero en la línea que va entre Villa María y Rosario en comprar una máquina que trabajaba en offset. El proceso consistía en aplicar una tinta oleosa en una plancha metálica. La máquina tenía una memoria y sacaba lo que se escribía en columnas (como los tickets del supermercado), después había que cortarlas y hacer la diagramación. Una vez diagramadas las páginas se hacía una película que se fotografiaba sobre la plancha antes mencionada para finalmente hacer la impresión.

Fue un gran avance el offset que implicó una inversión importante. Unos años después llegó la computación y más tarde internet, sin dudas el descubrimiento tecnológico que revolucionó las comunicaciones en el mundo.

Incendio

A mediados de la década del 80 SEMANARIO vivió un momento muy difícil, fue afectado por un importante incendio que destruyó por completo una máquina insoladora de última generación y parte de los archivos.

Pero, afortunadamente, se pudo salir adelante y se reinició con gran impulso, ampliando la red de distribución y llegando a casi todo el Departamento.

Los Militares

“Durante los gobiernos militares se hacían controles discretos. Lo peor que nos hicieron fue una vez que nos convocaron a la fábrica militar de Villa María, nos metieron en un aula (éramos varios colegas de la provincia) y nos dijeron que debíamos colaborar con la reorganización nacional olvidándonos de nombrar a personas como Guaraní, Di Fulbio, entre otros. Pero la realidad es que después nadie controlaba, no nos daban bolilla”. Había dicho Saita en una nota publicada con motivo de las 2.500 ediciones de SEMANARIO.

Eventos

A poco tiempo de la fundación de SEMANARIO, en pleno auge del folklore, surgió la idea de hacer un festival. Estaban en su apogeo Guaraní, el “Chango” Nieto, los Quilla Huasi, entre otros. Y fue así que SEMANARIO organizó un festival provincial de folklore como nunca antes tuvo Marcos Juárez. Estaban representadas todas las localidades del Departamento y el premio para los ganadores era presentarse en el popular festival de Cosquín, es decir que se dio inicio a lo que hoy conocemos como el Pre Cosquín.

También SEMANARIO estuvo al frente de la organización de una Liga de Fútbol, a la que llamó Primera B. En aquel momento el fútbol de primera era de muy alto nivel, solo participaba el Club Argentino, ni siquiera San Martín lo hacía. Entonces surgió la idea de hacer una liga con 12 equipos entre ellos estaban: Villa Argentina, El Panal, Noroeste, Pampero (que era un quipo de los curas) y también SEMANARIO presentó un equipo.

La nueva Dirección

En el año 2011 Horacio Saita pudo lograr el objetivo de estar al frente del periódico por medio siglo. Fue en esa oportunidad que decidió pasar la posta a las nuevas generaciones.

Es así que asumió la dirección del emblemático medio de la ciudad el Periodista Fernando Molina, quien ya había escrito algunas columnas para SEMANARIO desde un tiempo atrás.

La llegada de la nueva dirección les brindó un aire fresco a las páginas del periódico, dándole su impronta y generando algunos cambios significativos.

SEMANARIO se transformó en un periódico más dinámico, con mayor cantidad de páginas, todo en color y se le sumaron suplementos de turismo, agro, salud entre otros, no perdiendo nunca la esencia periodística, pero inclinándose, básicamente, al análisis político.

En septiembre del año 2019, en virtud del avance de la tecnología, la dirección de SEMANARIO decidió migrar el periódico a la plataforma digital: semanariomj.com., una nueva transformación del periódico que ha sabido adaptarse a los pedires de la actualidad a lo largo de su extensa trayectoria.

SEMANARIO es, sin dudas, parte de la historia de la ciudad de Marcos Juárez. En sus páginas han quedado reflejados los momentos más significativos de los últimos 60 años.

Los vecinos marcosjuarenses sienten a SEMANARIO como propio y en parte es así. A lo largo de todos estos años nos han permitido ingresar a sus hogares, ser parte de la biblioteca, estar encima de la mesa, al lado del pocillo de café. Hemos sido compañía de serenos, policías, médicos de guardia, remiseros, panaderos, etc.

Políticos, artistas, deportistas destacados, todos han salido en las páginas de este querido periódico. Es más, de 60 años a esta parte el nacimiento de cada uno de los marcosjuarenses fue publicado en SEMANARIO ¿Cómo la gente no lo va a sentir propio?

SEMANARIO, 2.760 Ediciones impresas, 60 años, 720 meses, 2.880 semanas, 20.160 días, 483.840 horas contándoles todo lo que acontece en el Departamento y en la ciudad. Hoy en formato digital, pero siempre con el mismo esmero, responsabilidad, seriedad y con la misma DIGNIDAD.

Chin Chin y muchas gracias Marcos Juárez, hoy SEMANARIO ya es sexagenario.

 

Fernando Molina, Director de SEMANARIO DIGITAL