Con una alianza UCR-Cambiemos fuerte en las encuestas, la jugada de Cristina es armar una lista lo más competitiva posible para sacarle votos al justicialismo y comenzar a construir un espacio de poder propio en la provincia.

¿Será la riocuartense, ex de De la Sota, la elegida de Cristina? ¿Su imagen será suficiente para hacerles olvidar a los votantes cordobeses las malas sensaciones que tienen con hoy vicepresidenta?

#EleccionesDeMedioTérmino #PolíticaProvincial #DeInterés #Provinciales #Semanariomj

 

Se avecinan las elecciones de medio término y según lo que consignan diferentes medios nacionales el kirchnerismo está encaminado a la conformación de una lista propia paralela al oficialismo provincial.

Desde el comienzo de la gestión de Alberto Fernández, Juan Schiaretti fue quizás el único de los gobernadores justicialistas que acompañó las medidas que creyó beneficiosas para el país, pero que se paró en la vereda de enfrente de aquellas que pensaba que no eran las correctas.

Esa situación, más la siempre cuestionada figura del senador nacional Carlos Caserio, fueron socavando una relación que al menos de cara a las próximas elecciones no parece tener retorno.

Con una alianza UCR-Cambiemos fuerte en las encuestas, la jugada de Cristina es armar una lista lo más competitiva posible para sacarle votos al justicialismo y comenzar a construir un espacio de poder propio en la provincia.

¿Quiénes serían los elegidos para ese armado? el propio Caserio y ¿la riocuartense Adriana Nazario?.

¿Romperá Nazario definitivamente relaciones con el schiarettismo? ¿Su imagen será suficiente para hacerles olvidar a los votantes cordobeses las malas sensaciones que tienen con Cristina? Sólo el tiempo dirá si este tridente puede seducir a los cordobeses.

 

Fuente: Puntal