Ignacio Nicolás Martín, el joven acusado de ejercicio ilegal de la medicina, fue detenido en las últimas horas en la ciudad de Córdoba en el marco de la investigación iniciada en Río Cuarto, donde se desempeñó en el Centro de Operaciones de Emergencia (COE).

  Martín había ingresado como voluntario y fue ganando terreno con el transcurrir de los días.

  La municipalidad de Río Cuarto será querellante en la causa.

#FalsoMédico #COE #Detención #Imputado #DeInterés #Provinciales #Semanariomj

  

 

El fiscal que entiende en el caso, Daniel Miralles, había ordenado la detención de Martín, quien se encuentra imputado de “falsificación y uso de documento público, ejercicio ilegal del arte de curar y de una profesión”, precisó el Ministerio Público Fiscal (MPF).

El joven fue detenido en el marco de un operativo que la División Investigaciones de la Policía desarrolló en barrio Zumarán de la capital provincial y es trasladado a Río Cuarto para comparecer ante Tribunales.

La causa se originó por una denuncia radicada el pasado 22 de diciembre, pero trascendió la semana pasada. El Ministerio de Salud de Córdoba confirmó que había efectuado la acción judicial ante una Fiscalía de la capital luego de ser puesto en alerta por autoridades municipales de Río Cuarto. Lo mismo hizo el Consejo de Médicos de la provincia.

Durante enero, en medio de la feria judicial, la investigación quedó paralizada y se reactivó el lunes con la reapertura de los Tribunales, oportunidad en la que el fiscal Miralles asumió la instrucción.

El voluntario que fue ganando terreno

Martín llegó a Río Cuarto en septiembre del año pasado junto a Diego Almada, uno de los referentes del COE provincial. Fue en el marco del brote de contagios que tenía la ciudad. El joven había ingresado como voluntario a ese órgano destinado a la gestión de la pandemia por Covid-19 en Córdoba pero con el paso del tiempo fue ganando terreno.

Esto motivó que cuando el equipo cordobés se retirara, Martín permaneciera en la capital alterna. Allí expuso carné de médico y hasta una matrícula que luego resultó ser usurpada a una médica.

Según indicaron en el Palacio de Mójica, los médicos que compartían tareas con el imputado fueron los que comenzaron a sospechar de su situación y lo manifestaron a las autoridades. Esta semana, el intendente Juan Manuel Llamosas confirmó que el Municipio se constituirá como querellante en la causa y que están aportando información para esclarecer lo ocurrido.