El Gobierno reconoció que “hasta ahora la recomendación de utilización” de la Sputnik V “es hasta los 60 años”, como señaló el presidente Vladimir Putin, pero igual está previsto traer 600 mil dosis antes de Navidad.

  Cabe recordar que, días atrás, tanto el Presidente de la Nación como el Ministro de Salud habían manifestado que ellos “Se iban a vacunar” con la vacuna rusa.

  La información errónea que llega desde las autoridades nacionales ha generado muchas dudas en la población.

#Coronavirus #Pandemia #VacunaRusa #Polémica #MayoresDe60No #Política #DeInterés #Semanariomj

 

El Gobierno reconoció ayer que “hasta ahora la recomendación de utilización” de la vacuna Sputnik V “es hasta los 60 años”, como señaló el presidente de la Federación Rusa, Vladimir Putin, y confirmó que el “plan de vuelo” para traer las primeras 600 mil dosis para inocular a 300 mil personas se mantiene de la misma manera que fuera planificado originalmente, para antes de la Navidad.

Ante la polémica generada en la previa a la llegada de la vacuna Sputnik V anunciada por el Gobierno, la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, explicó que se aguardan los resultados de la Fase 3 para determinar el avance de la vacunación en ese segmento etario.

“Hasta ahora los datos evaluados analizados y la recomendación de utilización es hasta los 60 años y nos contaron, nos informaron, que ya evaluaron en el comité independiente a los mayores de 60”, indicó Vizzotti.

Para fin de año

En este sentido, la funcionaria señaló en declaraciones a C5N que “están terminando los últimos pasos para poder también aprobar el uso de esta vacuna en los mayores de 60 años para fin de año, ya que es fundamental para el mundo”.

La viceministra de Salud destacó la necesidad de que las vacunas que arriben a la Argentina puedan aplicarse en los adultos mayores, ya que advirtió que ese sector de la población es el que “ha tenido mayor mortalidad” durante la pandemia de coronavirus.

Vizzotti subrayó que “se sigue monitoreando la eficacia, se siguen haciendo los controles con relación a los tiempos después de la primera y segunda dosis y, por supuesto, la seguridad de la vacunación”.

En ese sentido, señaló que la seguridad de la vacuna en la población anciana fue uno de los temas que había consultado a las autoridades rusas en su anterior viaje y que ahora volvió a interiorizarse en la cuestión.

De esta manera, el Gobierno se refirió a las declaraciones de Putin, de 68 años, sobre por qué aún no se inmunizó con la vacuna desarrollada en su país: “Las vacunas que están circulando entre la población general de hoy están destinadas a personas de un determinado grupo de edad y las vacunas aún no han llegado a personas como yo”.

La secretaria de Acceso a la Salud lidera una comitiva oficial que desde el pasado lunes avanzó en los detalles para aprobar el uso de la Sputnik V en la Argentina y coordinar la logística necesaria para el envío de las primeras 600 mil dosis, algo que se concretará mediante un vuelo de Aerolíneas Argentinas.