La Fetap dice que no están dadas las condiciones para el regreso de dicho servicio de transporte, en tanto Aoita señala que no se sabe cuándo será el retorno. En la provincia el sistema está parado desde hace 6 meses.

#Coronavirus #Pandemia #SinTranspòrtePúblico #Córdoba #DeInterés #Provinciales #Semanariomj

 

Pese al anuncio nacional, el transporte interurbano de Córdoba no vuelve a las rutas, en un contexto en el que el servicio ya lleva seis meses parado.

Por un lado, la Fetap dijo que no están dadas las condiciones para el retorno de los interurbanos y, por el otro, Aoita señaló que todavía no se sabe cuándo volverá el servicio en Córdoba.

El gobierno nacional comunicó oficialmente la reanudación de los vuelos de pasajeros y de los servicios de micros y trenes de larga distancia, el fin de semana próximo, bajo estrictos protocolos.

Pero se aclaró que no será para turismo, sino para empleados esenciales y casos médicos.

Por ahora, en la provincia el transporte interurbano se mantendrá inactivo tras la suspensión del servicio a raíz de la pandemia del coronavirus.

Según la federación de transporte, hay demoras en el otorgamiento de los subsidios nacionales y, por consiguiente, atrasos en el pago de los sueldos y además el conflicto con el gremio.

El secretario general de Aoita, Emiliano Gramajo, afirmó ayer en declaraciones a medios provinciales que “no se sabe cuándo volverá el sistema en Córdoba”.

Y agregó: “Los motivos son varios y no solamente por la cuestión salarial. No hay que olvidar que el gobierno suspendió el servicio de transporte por la situación sanitaria. Después están los empresarios que reclaman que no pueden poner en marcha el sistema si no los asiste el Estado. Y también hay que ver el tema de cuál será el protocolo sanitario”.

En el gremio, no saben a ciencia cierta cuándo regresará el servicio, máxime cuando se está en medio de una escalada de casos y cuando aún no está resuelto el conflicto laboral.

Este conflicto comenzó en el mes de abril y ya lleva seis meses de duración.

Según la entidad sindical, son 4.200 familias que están esperando volver a trabajar.