Los ministros de Educación de Paraguay y Perú fueron los primeros funcionarios de la región en anunciarán que las clases no volverán hasta 2021 como medida concluyente con el objetivo de frenar el avance del coronavirus e impulsarán propuestas de enseñanza a distancia para que los alumnos no pierdan el año.

  En Ese marco el Ministro de Educación de Argentina dijo que “todo hace suponer” que alumnos y docentes podrán regresar a las escuelas antes de fin de año.

#Coronavirus #LaVueltaAlCole #MinisteriorDeEducación #Nacionales #Semanariomj

El ministro de Educación argentino Nicolás Trotta fue tajante: “No es un escenario posible que no vuelvan las clases este año. Todo hace suponer que vamos a poder regresar físicamente a las escuelas”.

El fin de semana, el ministro paraguayo Andrés Petta fue el primero en pronunciarse: “La educación ya no puede prorrogar la suspensión semana a semana. Vamos a publicar un decreto que diga que este año no va a haber clases presenciales y que se siga con las clases virtuales. Yo creo que en 2020 no va a haber regreso a las aulas. Si hacemos volver a los chicos en diciembre y no hay vacuna, colapsamos los hospitales”, advirtió.

Horas más tarde se sumó su par peruano, Martín Benavides: “Lo mejor es prepararse para que todo el año sea un año de educación no presencial. Es una situación difícil para todos, pero tenemos que valorarla porque está poniendo los temas de seguridad y solidaridad en el centro del aprendizaje”.

 

Trotta analizó el escenario por el cual el Gobierno autorizaría el regreso a clases y especificó dos componentes que deberán tener en cuenta: “Uno es el epidemiológico: que el nivel de contagio y la circulación del virus estén controlados y no lleve a que se acelere la curva. La otra es, que al momento de regresar, haya tranquilidad en las familias, estudiantes y docentes”.

El ministro descartó también que cada provincia vaya a tener la autonomía de levantar la cuarentena porque “debe ser producto de un profundo consenso. Las decisiones individuales pueden echar a perder el esfuerzo colectivo que estamos llevando adelante. No podemos descuidar la administración del nivel de contagio. Tenemos los ejemplos de países que, a priori, cuentan con un mejor desarrollo sanitario y, así y todo, sufrieron mucho”.

La enseñanza virtual

“Más allá del esfuerzo de los adultos, los docentes tienen un rol imprescindible, el de enseñar. A los padres les corresponde acompañar. Hoy nuestra mirada está puesta en fortalecer el vínculo entre los docentes y alumnos, en llegar a todos. Y hacer todo lo posible para que la desigualdad, en un país profundamente desigual como Argentina, no se profundice”, explicó Trotta a Infobae.

Pero luego aclaró que en este contexto, esta desigualdad “lamentablemente se va a agravar. Nuestra misión es que los efectos sean los mínimos posibles. Hay que entender la desigualdad no nació con la pandemia. Viene de décadas y en los últimos años, con la desinversión en educación de los gobiernos nacional y provinciales, recrudeció. Hoy tenemos una fuerte desigualdad socioeconómica, que en muchos casos no permite el acceso a la tecnología, además de la diferencia en el capital educativo en los hogares. Por eso, nuestra estrategia tiene un fuerte componente analógico: ya repartimos 13 millones de cuadernillos y estamos preparando una nueva edición, lanzamos 7 programas de radio y televisión para los distintos niveles que se transmiten por 49 emisoras.

Ante la posibilidad de imitar a España e Italia que otorgaron a los alumnos el aprobado para que pasen todos de año, Trotta afirmó que “dependerá de en qué momento se termine volviendo a cada una de las aulas. La acreditación de los saberes creemos que hay que hacerla una vez que se retomen las clases presenciales y serán los maestros quienes, conociendo su realidad, la lleven a cabo. Lo que debemos planificar es el día después y en eso estamos trabajando junto a los 24 ministros de las jurisdicciones”.

Garantías en los aprendizajes obligatorios en un tiempo acotado

El Ministro aclaró al respecto que “Garantizar los saberes no implica necesariamente dar todos los contenidos. La clave estará en habilitar los mecanismos para intensificar los aprendizajes. Por eso, ya evaluamos la articulación del ciclo lectivo 2020 con el 2021. Esta semana comenzará a sesionar Consejo para la Calidad Educativa, que entre sus funciones tiene analizar el día después”.

Todo parece indicar que la actividad laboral volverá antes que las clases. En ese escenario, Trotta explicó que “en su momento habrá que ver las propuestas de las provincias. Las determinaciones son día a día. Estamos en permanente seguimiento de las definiciones que se toman en otros países que ya tuvieron sus picos de contagios. Lo que está claro es que no hay un manual de cómo enfrentar la pandemia. El Presidente suele decir: “Se está escribiendo la obra arriba del escenario”.