El periodista Marcelo Volpi fue el damnificado. Los hechos tuvieron lugar en su vivienda, sita en calle Los Robles 324 de nuestra ciudad. Menores de edad ingresaron a su domicilio el sábado en momentos en los que Volpi estaba en la vereda. Los menores fueron aprehendidos y entregados a sus progenitores. El domingo regresaron al lugar e intentaron robar nuevamente.

#MenoresIntentanRobar  #Semanariomj

MARCOS JUÁREZ – El pasado fin de semana, en una vivienda sita en calle Los Robles al 324, se vivió un curioso episodio del que fue protagonista el periodista Marcelo Volpi.

En comunicación con Radio Panorama Volpi relató que salió de su casa y fue hasta el auto a buscar una agenda. Al regresar, se detuvo a charlar en la vereda con un vecino. Cuando vuelve a ingresar a la vivienda advierte un par de situaciones extrañas. “Al entrar detecto un postre comido en el desayunador, cuando yo estaba sólo y no lo había comido y me doy cuenta que estaba la puerta abierta del lavadero. La puerta de la cocina estaba abierta porque yo estaba en mi casa. Solo salí afuera circunstancialmente. Faltaban un montón de cosas de la heladera” Dijo Volpi.

El periodista sale a la calle y observa a un chico cruzando a un terreno donde hay una obra en construcción. Lo llama y el chico no tuvo muchos argumentos para explicar qué hacía en el lugar. Se trataba de un menor de 12 años.

“Esta obra en construcción sería el punto de reunión de esta Bandita”. Relató el periodista.

El damnificado realizó la correspondiente denuncia, el menor fue trasladado por la policía y luego retirado por un familiar.

“Por lo que me contó este chico vive relativamente cerca del lago de El Panal; y quien me habría llevado las pertenencias es un chico de 16 años que vive cerca del cementerio en el barrio sur”. Expresó el denunciante.

Lo antes descripto tuvo un corolario aún más llamativo que se desarrolló el domingo.

“Mi familia había llegado viaje y yo llevé al country al nene más chico.

Mi mamá estaba sentada en el patio de la casa y observa que alguien se asoma al cerco del vecino y habla con otro y le dice mirá todo lo que hay acá para llevar.

Mi mamá les grita que salgan de ahí y los chicos le dicen que se quede tranquila que se llevaban todo y se bajaban.

Mi hija al escuchar la conversación sale al patio les grita de nuevo y me llama por teléfono”. Relató Volpi y agregó: “voy corriendo a mi casa. Llamo a la policía y voy al terreno donde me encuentro con dos chicos de siete años que  me dicen que ellos no eran y me señalan a otros dos chicos. Uno se escapa y el otro se queda escondido en un rincón. Al alcanzarlo, para mi sorpresa, era el mismo que había agarrado el día anterior”. Concluyó.

Foto: Gentileza Radio Ciudad