Rompieron un banco de madera, golpearon hasta romper una descarga de agua y rayaron la pintura del piso.

   

Como ocurriera semanas atrás, la parada de trenes de la ciudad volvió a ser víctima de los inadaptados.

En esta oportunidad rompieron un banco de madera, golpearon hasta romper una descarga de agua y rayaron la pintura del piso.

“Lamentablemente estos hechos no conducen a nada y solo generan daño, sin ninguna razón.

Los edificios públicos nos pertenecen a todos. Cuidémoslos.

Estemos juntos también en esto, defendamos lo que es nuestro, por nosotros y por los que vendrán”. Manifestó el intendente Dellarossa en las redes sociales.

Desde SEMANARIO DIGITAL repudiamos con firmeza estos actos que perjudican a todos los vecinos.