Es el segundo aumento de las naftas tras el seudocongelamiento decretado por el Presidente. Se suma al aumento de las carnes, el pan y el ya anunciado en prepagas. Impactará de manera directa en la inflación que, según estimaciones, a fin de año será cercana al 60%, la más alta desde el 2001.

  El Gobierno autorizó un “aumento de los combustibles del 5%”. El decreto 601 faculta a la secretaría de Gobierno de Energía a dictar “los actos de Gobierno que resulten necesarios para ir normalizando los precios del sector con el fin de proteger al consumidor”.

El incremento, que rige desde la hora cero de hoy, es el primero ya que habría un incremento del 15% más antes de fin de año, según dicen en el sector.

El Poder Ejecutivo también avaló la suba en biocombustibles e impuestos, ambos  importes que también tallan en el precio final de la nafta.

Los refinadores (YPF, Axion, Raizen, Puma, Refinor) deberán pagar un 6% más por el bioetanol de caña de azúcar y un 8% más por el bioetanol de maíz y biodiesel. Además, hay un incremento del 6% en los impuestos que deben tributar por despachar combustibles.

El incremento del 5% también se trasladará a los productores de petróleo. El dólar de referencia para el sector queda en $ 51,77, es decir que todavía está retrasado con respecto a la cotización oficial.

Según refinadores, el incremento a biocombustibles e impuestos hacen que la suba del 5% tenga menor efecto sobre su caja. Por eso piensan en nuevos incrementos

Tras la suba de biocombustibles e impuestos, los refinadores calculan que la suba “final” en sus ingresos estarán en torno al 3,2%.

En dos semanas termina el “congelamiento” del precio, que ya acumula dos subas del 5% en el medio. Desde allí en adelante, las compañías ya no tendrán impedimentos legales para continuar con los incrementos. Hasta el 14 de noviembre, tropiezan con un decreto de necesidad y urgencia (DNU) que se los impide. El sector presentó un amparo para que ese decreto no sea válido.

En el Gobierno reconocen que quedará un atraso del 15% para saldar hacia adelante.

“El aumento busca también prevenir eventuales problemas de desabastecimiento que pudieran ocurrir y que la SGE se encuentra monitoreando de forma permanente junto con las entidades empresarias y de consumidores”, dice un comunicado del Gobierno.

En Marcos Juárez

Los precios en nuestra ciudad quedaron de la siguiente manera:

Nafta Súper: 52,44

Infinia: 59,09

Ultra: 47,64

Infinia diesel: 56,29