A pesar de las fervorosas críticas del oficialismo encabezadas por la vicepresidenta Cristina Kirchner, durante los próximos días se sucederán una serie de acciones y resoluciones para que el titular de la Corte Suprema de Justicia, Horacio Rosatti, asuma a la presidencia del Consejo de la Magistratura.

#ConsejoDeLaMagistratura #Cambios #Justicia #Nacionales #Política #Semanariomj #Semanario60Años

Desde este lunes entra en vigencia el fallo mediante el cual la Corte ordenó una nueva composición del órgano que designa y nombra jueces, mientras que aún no asumieron los siete integrantes restantes para que el cuerpo pase de 13 a 20 miembros.

El 16 de diciembre de 2021, el máximo tribunal declaró inconstitucional la integración de los 13 miembros que conformaban el Consejo de la Magistratura, una iniciativa del año 2006 impulsada bajo la gestión de Cristina Kirchner que apuntaba a tomar el control del órgano.

Para la Corte Suprema, la norma no respetaba el equilibro expuesto en la Constitución Nacional entre los representantes de la política y de los técnicos y otorgó un plazo de 120 días corridos para que el Congreso dicte una nueva ley que regule el organismo.

Al haber concluido el plazo sin la sanción de la norma, el Consejo debe volver a su anterior composición de 20 miembros, presidido por el titular del máximo tribunal.

Con respecto a los siete consejeros restantes deberán ser electos por los jueces (1), los abogados (2), los académicos (1), la oposición parlamentaria (2) y el titular del alto tribunal.

Es así que el titular de la Corte Suprema Horacio Rosatti ya está designado junto con la jueza Agustina Díaz Cordero y las abogadas Jimena de la Torre y María Fernanda Vázquez, pero restan otros tres nuevos integrantes.

En tanto, se espera que la decana de la Facultad de Derecho de la Universidad del Sur, de Bahía Blanca, Pamela Tolosa, sea la representante de los académicos.

Para volver a los 20 consejeros, los abogados, académicos y jueces ya eligieron a sus representantes para enviar al órgano, pero la tensión está puesta en los dos miembros que debe designar el Congreso, uno por cada Cámara.

El PRO eligió al senador cordobés Luis Juez y el radicalismo propuso a la diputada santacruceña Roxana Reyes, mientras que un fallo de la Justicia Federal de Entre Ríos le prohibió Cristina Kirchner y a Sergio Massa enviar oficialmente a sus representantes.