El gobernador Juan Schiaretti inaugura el 144º periodo legislativo en la Legislatura Unicameral de la provincia de Córdoba. Allí inició su discurso con fuertes críticas al Gobierno nacional, a quien apuntó por los beneficios destinados al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).

  El Primer mandatario provincial se definió como un “progresista en serio”.

#Unicameral #AperturaDeSesiones #PoderLegislativo #Periodo144 #DiscursoDeSchiaretti #Política #DeInterés #Provinciales #Semanariomj #Semanario60Años

 

CÓRDOBA – El Gobernador Juan Schiaretti dio inicio al periodo legislativo Nº 144 de la Unicameral de la Provincia de Córdoba.

El Primer Mandatario Provincial llegó acompañado por su esposa, la senadora Alejandra Vigo, y fue recibido por el vicegobernador Manuel Calvo, quien encabezó la apertura de sesiones ordinarias.

“Seguimos siendo un país unitario donde el Estado nacional gobierna fundamentalmente para el AMBA, que tiene privilegios en detrimento del interior profundo de la Patria. Estos privilegios se profundizaron en los últimos años”, enfatizó el mandatario provincial.

“No tengan duda de que nuestra Córdoba, que es productiva por naturaleza, es una de las provincias más perjudicadas por esta Argentina unitaria donde las decisiones se toman desde el AMBA y a favor del AMBA”, insistió.

En el primer tramo del discurso, el mandatario destacó la gestión de la pandemia que realizó su administración, pero aclaró que también hay una agenda de la producción y el progreso.

“Nunca escatimamos ningún tipo de esfuerzo, ni humano ni económico. Este último año invertimos $22.500 millones para atender el Covid19, o sea 240 millones de dólares. Cuidar la salud de los cordobeses es lo principal”, señaló.

“Córdoba se articuló solidariamente para enfrentar la pandemia. Quiero agradecer a los equipos de salud, públicos y privados, que han dejado todo y lo siguen haciendo”, añadió.

El gobernador Schiaretti reiteró el reclamo de la Provincia para que la Nación elimine las retenciones a las exportaciones y planteó cómo perjudica esa medida a Córdoba.

“Nosotros aportamos el 30% de las retenciones a las exportaciones agropecuarias, que van a subsidiar la vida de los habitantes del puerto de Buenos Aires y sus alrededores. En 2021 pusimos al fisco nacional $240 mil millones”, afirmó.

También reclamó una nueva ley de biocombustibles, para que los productos derivados del maíz y de la soja tengan el mismo tratamiento que la caña de azúcar.