Una contundente derrota que no la vieron venir ni propios ni extraños. Eso habla a las claras de lo cada vez más lejos que está la política de la agenda de la gente.

  Otro dato a destacar es que, si bien el gran ganador de la jornada fue Juntos por el Cambio, tanto en Santa Fe como en Córdoba perdieron las listas que tenían el apoyo de Macri.

  En Marcos Juárez, Juez/De Loredo se llevaron el 30% de los votos. Vigo/De la Sota el 24%; Negri/Santos el 22% de los sufragios y a la fórmula kirchnerista Caserio/Gill la eligió el 9% de los marcosjuarenses.

#PASO2021 #DerrotaK #Elecciones #Nacionales #Provinciales #Política #Opinión #Semanariomj #Semanario60Años

 

 

 

Por Fernando N. Molina, Director de SEMANARIO DIGITAL

    Pasaron 2 años de aquel 2019 cuando las PASO  a nivel nacional daban por concluido el ciclo de Mauricio Macri al frente del país. Tras aquel domingo fatídico para el hijo de Franco, los mercados se le vinieron encima, tiró un par de manotazos de ahogado y, si bien algo remontó en las generales, la suerte ya estaba cantada.

En aquella oportunidad se alzaba como ganador por el Frente de Todos Alberto Fernández, el elegido por Cristina que debía jugar el rol del “equilibrista” en una alianza que muchos sectores miraban de reojo en virtud de los antecedentes.

Luego vino la pandemia, y en principio pareció haber consenso con otros espacios. Pero desde el caso Vicentín para acá el gobierno central comenzó a radicalizarse y ese presidente que se mostraba abierto al diálogo pasó a tener un discurso cada vez más “agrietador” y agresivo.

En términos tenísticos fue un error no forzado tras otro. La cuarentena eterna, los chicos sin clases, la idiologización en torno a las vacunas (trayendo en principio solo vacunas chinas y rusas), el presidente avalando a la docente adroctrinadora, y, como frutilla del postre, las fotos y videos de las “Clandes” en Olivos.

Todo lo antes señalado de la mano de una economía destruida con aceleración de la inflación, marcada pérdida del poder adquisitivo real y un creciente número en torno a la pobreza, dieron como resultado el mapa amarillo que pudimos observar anoche. Un contundente NO a las políticas desarrolladas por los Fernández.

Esto demuestra, una vez más, que la realidad que dicen ver los políticos dista una eternidad de la realidad de la gente. La derrota de ayer del oficialismo no la vieron venir ni los medios, ni los analistas, ni los encuestadores y, mucho menos los propios políticos que en Buenos Aires bailaban a las 18.30 y lloraban a las 21 horas.

Otro dato importante de resaltar es lo que ocurrió con el expresidente Macri. Si bien el hijo de Franco intentó subirse al carro del éxito, lo real es que tanto en Santa Fe como en Córdoba las lista que contaron con su apoyo, perdieron. En ambas elecciones también hubo un fuerte mensaje.

   

Marcos Juárez

La ciudad cuna de Cambiemos mostró una vez más un fuerte respaldo al espacio, pero en esta oportunidad se inclinó por la lista que no contaba con el aval de Macri. Juez/De Loredo se llevaron el 30% de los votos. En segundo lugar quedó la lista que contó con el apoyo del gobernador Schiaretti, la lista de Hacemos por Córdoba, que llevaba a Alejandra Vigo como precandidata a Senadora y a Natalia De la Sota como precandidata a Diputada. Ese espació logró el 24% de los sufragios. En tercer lugar quedó la lista de Negri y Santos con el 22% de los votos y en cuarto lugar el binomio Caserio/Gill con apenas el 9% del electorado Marcosjuarense.

Dellarossa

El intendente  municipal intentó mantenerse lo más al margen posible durante la campaña y, a la luz de los resultados, fue una sabia decisión. Anoche mediante las redes sociales felicitó a los vecinos marcosjuarenses por cómo se desarrollaron los comicios y, por supuesto, también felicitó a la fórmula ganadora. Cabe recordar que días atrás, en notas periodísticas, Javier Barletta, actual integrante del tribunal de cuentas y uno de los referentes locales de la UCR, dijo que el primer mandatario municipal era al menos “poco agradecido” con Macri por no apoyar públicamente a la lista de Negri/Santos que contaba con el aval del expresidente.

Barletta apoyó a la lista de Macri e hizo una fuerte movida en las redes sociales pidiendo el voto por el binomio que encabezaba Negri. Una vez más, los marcosjuarenses en las urnas le dieron la espalda.

Quizás ha llegado el momento para que el dirigente radical local se llame a la reflexión respecto a la consideración del votante de esta ciudad, básicamente porque esta nueva derrota lo debilitó notoriamente de cara a la mesa de conversación de la coalición con vistas a los comicios municipales del próximo año.