El presidente Mauricio Macri y su sucesor Alberto Fernández mantuvieron esta mañana la primera reunión para coordinar el proceso de transición del poder con el objetivo central de evitar cualquier sobresalto que pueda agravar aún más la situación económica.

El cónclave se extendió por una hora y se desarrolló en el despacho presidencial del primer piso de la Casa Rosada. Conversaron a solas para dar el primer paso en la colaboración de ambos espacios políticos.

Fernández se retiró a las 11:30 del palacio presidencial de Balcarce 50. Saludó a un grupo de seguidores apostados detrás de las rejas perimetrales y se mostró sonriente. El electo mandatario concurrió al desayuno de trabajo acompañado por su vocero Juan Pablo Biondi.

Fernández, quien anoche se coronó en los comicios presidenciales con el 48,10 por ciento de los votos, arribó pasada las 10:20 al a Casa Rosada para reunirse con Macri, tal como ambos acordaron ayer apenas se conocieron los resultados de las elecciones.