Nota solicitada y de autoría del Movimiento Esmeralda, Departamento Unión.


La memoria… no esa “capacidad de conservar o retener ideas previamente adquiridas” sino la otra, ese “proceso activo de construcción simbólica y elaboración de sentidos sobre el pasado”, o en todo caso como “puente” entre lo íntimo y lo colectivo (Franco-Levin)
Y hoy el colectivo se pone de cabeza… porque contrariamente a la resistencia ejercida por aquellas “locas de la plaza” que dejaron sus hogares para salir a la calle y a partir de ahí jamás dejar de marchar cada jueves, hoy el 24 de marzo nos encuentra en casa. No podemos calmar el dolor caminando codo a codo. Y es que hoy, quedarse en casa es pensar en el otre. Es un encierro diferente a aquel que planteaba el terrorismo de Estado con el “no te metas”. Es un encierro por el otre, para cuidarte, para cuidarnos colectivamente. Y en este punto hemos quebrado el sistema.
Por eso, desde el Movimiento Esmeralda, nos sumamos a la lucha adhiriendo al pañuelazo virtual propuesto por diferentes organismos de Derechos Humanos. Porque la memoria no está en cuarentena.
24 de Marzo de 2020. A 44 años del Golpe Cívico-Militar y Eclesiástico. Decimos Nunca Más.
Secretaría de Derechos Humanos
Movimiento Esmeralda de la Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba.