Hace 30 días pagaban 51,2% y ahora la bajaron a 42,8%. Con el cepo al dólar, no tienen incentivos por pagar más a los depositantes.

El Banco Nación (BNA) volvió a bajar las tasas de plazo fijo online, que estaban en el 49% al 46%, y del mismo modo lo hicieron los principales bancos: Hipotecario 47%, Ciudad 45%, Santander, Credicoop y Provincia al 43%, BBVA 42%, ICBC 41,7%, Galicia y HSBC 41%, Macro 35,5%. Según el relevamiento del BCRA por depósitos de hasta $ 100.000, el 28 de octubre los bancos pagaban un promedio de 51,2%, que cayó a 42,8% el 28 de noviembre pasado, último dato disponible.

Sucede que, como detalla Gustavo Neffa, director de Research for Traders, la baja de tasas viene de arriba a hacia abajo: “Las tasa de referencia tocaron 63% y el Central la semana que viene las va a volver a bajar. Plazos fijos ajustan en consecuencia”.

Para Fausto Spotorno, director de OJF, obedece a la baja de la tasa de las Leliq, que viene bajando por la mayor emisión monetaria y, por lo tanto, los bancos cobran menos por su dinero: “Esto se pudo hacer por el control de cambios, lo cual aumenta temporalmente la demanda de pesos”.

Además, puso el acento en la eliminación de las Leliq como parte de los encajes bancarios (la porción de los depósitos que los bancos deben mantener inmovilizados). Hasta hace unas semanas parte de esos encajes podían estar colocados en Leliq, lo cual permitía que los bancos cobraran algunos intereses por esos encajes que no pueden prestar.

Sin embargo desde hace unas semanas el Banco Central eliminó la posibilidad de mantener Leliq como encajes. De esta manera los encajes no están remunerados y los bancos no cobran nada por inmovilizar esos depósitos.

“Esto provoca que los bancos tengan menos dinero para pagar por los depósitos. Teniendo en cuenta que los encajes hoy en Argentina son muy elevados, es natural que al quitarle la posibilidad de estar remunerados los bancos paguen menos por los depósitos”, agrega Spotorno. Eric Ritondale, economista jefe de Econviews, advirtió que, tras el endurecimiento del cepo, el Central viene relajando condiciones monetarias, bajando tasa de referencia:

“Mientras tanto los bancos no tienen muchos incentivos a captar nuevos depósitos, porque temen que los obliguen a prestar en condiciones muy blandas”. Para Martin Mazzeo, responsable comercial de Provincia Fondos, “no hay presión sobre el tipo de cambio y eso hace bajar la tasa de referencia.

Por otro lado, el crédito está frenado hasta tanto haya definiciones en cuanto al gabinete del nuevo presidente. Los bancos no tienen incentivo para tomar pesos porque simplemente no hay dónde colocarlos. Antes pagaban plazo fijo, se deban vuelta y colocaban Leliq. Ahora, más por temor a un reperfilamiento, colocan cada vez menos. También la política de encaje los limita”.

A su entender, el cepo al dólar hace bajar la tasa de referencia, que es la Leliq. Esa baja de tasa, sumado a los cambios en la política de encaje, reduce el spread, lo cual termina en una baja de la tasa pasiva.