En el cinturón productivo del país, Juntos por el Cambio reunió la mayoría de sus votos. El sector espera más diálogo del nuevo gobierno y una defensa de la institucionalidad.

Sólo basta con ver cómo quedó conformado el mapa político luego de las elecciones del domingo para ver dónde Juntos por el Cambio tuvo su mayor caudal de votos. Es la franja central del país, que se extiende de este a oeste por las provincias de Buenos Aires, Entre Ríos, Santa Fe, Córdoba, San Luis y Mendoza; allí están concentrados los sectores más dinámicos de la economía nacional.

Al igual que en las primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso) del 11 de agosto pasado, el voto del agro fue para el Gobierno nacional.

Córdoba fue la provincia donde el amarillo tuvo su color más intenso. En el departamento Colón, la fórmula Mauricio Macri- Miguel Pichetto obtuvo la mayor diferencia porcentual de todo el país frente al binomio Alberto Fernández-Cristina Fernández: 40,18 puntos.

“La lectura es sencilla. La ciudadanía de Córdoba tiene la memoria fresca sobre el distanciamiento de Cristina Kirchner con toda la provincia y, en especial, con la parte productiva. Es un muy buen mensaje para el futuro presidente, sobre la necesidad de reconstruir el diálogo con la provincia, con los dirigentes y, sobre todo, con los vecinos”, indicó a La Voz Luis Picat, intendente electo de Jesús María.

Precisamente, la ciudad cabecera del departamento Colón se comportó de manera diferente en las últimas cuatro elecciones realizadas este año. El 12 de mayo, el voto mayoritario fue para el gobernador Juan Schiaretti; el 9 de junio, el candidato radical Luis Picat fue elegido intendente municipal, con el 53 por ciento; el 11 de agosto en las Paso, Macri triunfó con 57 por ciento, y el domingo su caudal de votos creció hasta el 69 por ciento.

“Esto marca una madurez del elector del interior, que no se deja llevar por el partidismo y que busca propuestas entre los dirigentes. Además de conocer que el agro es para la región un motor proactivo y de cambio”, sostuvo Luis Magliano, presidente de la Sociedad Rural de Jesús María.

Más allá de que el voto del interior, referenciado en el agro y en las economías regionales, significó un apoyo al actual Gobierno, también contiene una alta dosis de rechazo a políticas que en el pasado afectaron el desarrollo económico.

“En el voto, más allá de la gestión de Macri, se refleja también el apoyo a la República, la institucionalidad, el diálogo y la lucha contra la corrupción. El desafío del futuro gobierno será su compromiso con esos valores”, admitió Magliano.

En el agro no se olvidan de que la gestión de Cambiemos alivió la carga impositiva (vía retenciones) a los granos y a las producciones de carne y de leche, y eliminó las restricciones comerciales que había impuesto el gobierno anterior. Aunque admiten su impericia en algunas variables económicas.

La región centro

Como viene ocurriendo desde la elección de diciembre de 2015, Macri volvió a ratificar que es el preferido entre los votantes de casi la totalidad de los departamentos de Córdoba, con la excepción de San Javier, Pocho, Cruz del Eje, Sobremonte y Minas, donde se impuso el ahora presidente electo Alberto Fernández.

La inclinación de los votos del cinturón productivo por el actual mandatario nacional se reflejó también en la provincia de Buenos Aires. Si bien Juntos por el Cambio perdió allí por más de 15 puntos, la fórmula Macri-Pichetto se impuso en toda la franja de partidos del oeste, el sudoeste, el centro y norte bonaerense. Allí están ubicados –al igual que en el sur de Santa Fe y en el sudeste cordobés, donde también ganó Macri– los campos más productivos del país.

En Mendoza, Juntos por el Cambio también cosechó la mayor cantidad de votos y se impuso en los departamentos con perfil más productivo, como Luján, la tierra del malbec por excelencia y la que aporta 14 por ciento del producto bruto geográfico de la provincia. Además de Tunuyán, Las Heras, San Carlos, Maipú, Guaymallén, Rivadavia y Tupungato.

En Santa Fe, Cambiemos ganó en 11 de los 19 departamentos de la provincia. En Las Colonias, por ejemplo, de alto perfil agroindustrial, la diferencia a favor de Macri fue de 35,15 por ciento. Algo similar ocurrió en Entre Ríos, donde el oficialismo ganó nueve de los 17 departamentos.

Aporte Divisas 2019/2020

 U$S 8 mil millones. Es la valuación que tiene la producción agrícola de la última campaña, que aún no ingresó al circuito comercial.