Esta semana ha pasado de todo en materia de política agropecuaria. Primero, el candidato con más chances de convertirse en presidente, el peronista Alberto Fernández, convocó a un plan nacional para erradicar el hambre, en el que inclusive se sumó un empresario agropecuario, el titular de Syngenta Antonio Aracre.

Horas después, varias entidades de la cadena agroalimentaria y dos de la producción (Federación Agraria y Coninagro) participaron de un cónclave donde se decidió sumar aportes del sector al objetivo propuesto por Alberto. Lo propio sucedió al día siguiente con el Foro Agroindustrial que se reunión en la Bolsa de Comercio de Rosario. Por todos lados surgieron señales para intentar una conciliación, porque el ascenso del peronismo al poder parece ser el escenario más probable.

Pero…

El Partido Justicialista presentó un documento elaborado por sus equipos técnicos, que incluye un capítulo de política agropecuaria, y las dos entidades agropecuarias que hasta ahora permanecían en silencio saltaron como leche hervida.

Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) y la Sociedad Rural Argentina (SRA) coincidieron en que las recetas que se estudian dentro del peronismo “han fracasado en el pasado” y las cuestionaron con dureza.

Entre otras cosas, en el documento que se conoció esta semana, los técnicos del PJ propusieron al candidato presidencial del Frente para Todos la eliminación de retenciones para economías regionales en crisis, la segmentación de retenciones según el valor agregado, y el manejo y regulación de divisas proveniente de la exportación de granos, entre otras propuestas para los primeros 100 días de gobierno. En otro capítulo del trabajo se añaden propuestas en materia impositiva, que erizaron la piel de los dirigentes rurales.

“En las últimas horas han circulado algunas de las propuestas del Frente de Todos, no desmentidas, en relación al sector agropecuario. Ante las versiones de que se aplique un impuesto a la Herencia, junto a un impuesto a la Propiedad Inmueble, sumado a una suba extraordinaria de Bienes Personales; potenciar el impuesto a la renta financiera y reemplazar el impuesto al cheque por un nuevo impuesto sobre las transacciones financieras, desde CRA nos genera una profunda preocupación porque son medidas que no solo no dieron resultado, sino que provocaron el efecto adverso”, indicó esa entidad en un comunicado.

En el mismo sentido se pronunció en las redes sociales, el presidente de la Rural, Daniel Pelegrina. “Las propuestas del PJ para el campos son un verdadero compendio de ideas fracasadas: más impuestos como el inmobiliario nacional y a la herencia, retenciones segmentadas, precios máximos, control de cambios, entrega de tierras a personas sin experiencia en producción, reestatización del Renatre… Son recetas viejas que no funcionaron. Muy lejos de lo conversado con el candidato Alberto Fernández cuando lo visitamos con la Comisión de Enlace hace unas semanas para presentarle nuestra propuesta de 14 puntos”, indicó el dirigente de la SRA.

“La historia reciente muestra que con esas medidas tuvimos la menor cosecha de trigo de la historia; 12 millones de cabezas de bovinos menos; la menor exportación histórica y una destrucción total de las economías regionales, son sólo ejemplos de la destrucción de valor que estas medidas generaron. Todo esto generando menor producción y empleo en todo el país, sin disminuir la pobreza”, aportaron desde CRA, donde reclamaron además “reglas claras para generar inversiones”.