Fue tras dos años de trabajo territorial, coordinado desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería de la Provincia junto a la Comisión de Agricultura de la Legislatura cordobesa y representantes de entidades de pequeños productores.

El pleno del Poder Legislativo de la Provincia de Córdoba aprobó por unanimidad la Ley Provincial N° 28.981 de “Desarrollo Integral de la Agricultura Familiar Campesina e Indigena de Córdoba”. El Ministerio de Agricultura y Ganadería, junto a la Comisión de Agricultura de la Legislatura y representantes de entidades de pequeños productores llevaron adelante un intenso trabajo territorial que permitió reunir el consenso necesario para dar forma a esta herramienta.

  “Hemos trabajando mucho para alcanzar la sanción de este proyecto con el apoyo de todos los sectores. Fueron encuentros muy intensos de intercambio, que dieron finalmente sus resultados. Las organizaciones y entidades que nuclean a pequeños productores nos hicieron saber su satisfacción por la forma en que se dio este proceso”, dijo Sergio Busso, ministro de Agricultura y Ganadería, al cierre de la votación.

Y agregó: “Con esta herramienta consolidamos el camino de construir políticas públicas que miran hacia la sustentabilidad, protegiendo a los productores más pequeños de nuestra provincia, reconociendo su aporte y la importancia de sus actividades productivas”.

La Ley

El objetivo principal de la ley es promover el desarrollo rural y fomentar las actividades familiares agropecuarias diversificadas que impulsen modelos productivos sostenibles, para favorecer el arraigo rural, el agregado de valor en origen y la seguridad agroalimentaria.

Desde la esencia de la ley, existen tres puntos a destacar: la creación de un Consejo Asesor para la Agricultura Familiar, compuesto por todos los actores sectoriales; un Registro Provincial de Productores que permitirá fortalecer políticas públicas específicas; y la puesta en funcionamiento de un Banco de Semillas para la preservación de especies nativas.

Trabajo territorial

Los encuentros fueron organizados en diferentes regiones productivas de la provincia, donde asistieron productores, dirigentes, representantes de escuelas agrotécnicas y universidades, de entidades como la Federación de Cooperativas Federadas (Fecofé), del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) y de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre), entre otros.

También se sumaron técnicos del Senasa, funcionarios de las carteras que conforman el Gabinete Productivo Provincial y dirigentes de entidades como Federación Agraria Argentina (FAA), Ctep, el Movimiento Campesino y Apenoc, entre otros.

El abordaje regional permitió tratar las distintas problemáticas, con las especificidades de cada zona productiva de Córdoba, sobre todo aquellas vinculadas con el desarrollo, impulso y sostenimiento de la Agricultura Familiar como ámbito para la generación de arraigo territorial, de fuentes de trabajo y de producción alimentaria y de materia prima.

Por último, la ley provincial aprobada adhirió a la Ley Nacional Nº 27.118, de “Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en la Argentina”.